El Certificado de Circulación EUR1






Cuantos problemas no habremos tenido por este “dichoso” documento...

Son las 10:30 horas de un martes cualquiera, nos pasan una llamada..., es el Sr. Jasek de Polonia, nuestro nuevo distribuidor en la zona al que el pasado viernes le servimos el primer pedido.

¡Cómo!, ¡no es posible! , ¡el EUR1!, ¡nosotros no lo tenemos!, hablaremos con el transitario haber si él...

Alguien se olvidó de expedir ese documento y la mercancía está parada en Polonia, el Sr. Jasek no puede despacharla de aduanas.

¿Podemos pedir la emisión de un EUR1 una vez realizado el despacho de exportación?

Sí, se puede pedir a posteriori, o incluso un duplicado por extravío del original, dentro del plazo de cinco meses a contar desde la fecha de exportación.

Es aconsejable que el exportador mantenga en su expediente, la copia del EUR1 emitida por el transitario o agente de aduanas.

¿Y todo esto a que es debido?. ¡Tan importante es el EUR1!

Pues bien, el Certificado de Circulación EUR1 es el documento por el cuál el importador puede beneficiarse de la reducción arancelaria (pagar menos arancel), en el momento de la importación de aquellas mercancías originarias de la Unión Europea que vayan destinadas a países con los cuáles mantengamos acuerdos preferenciales recíprocos, como es el caso de Polonia.

¿Y por qué este documento y no otro, como el Certificado de Origen?

Porque así está establecido en los Protocolos de los convenios preferenciales, que será el Certificado de Circulación EUR1 el único documento válido a efectos de acogerse a esa reducción arancelaria.

Sí, pero el Certificado de Origen también indica que el origen de la mercancía es española, ¿por que no presenta el Sr. Jasek ese documento?

El Certificado de origen demuestra el origen, cierto, pero como no es válido para acogerse al beneficio arancelario.

¿Y podemos expedir un EUR1 de una mercancía exportada a Polonia pero que fue fabricada en Italia?

Sí, ya que el origen a efectos arancelarios es considerado comunitario, sea el Estado miembro que sea.

¿Y de una mercancía exportada a Polonia pero que fue fabricada en Japón y despacha de importación (despacho a consumo) en España?

No, ya que el origen de una mercancía no se pierde por el mero hecho de despacharla de adunas y pagar el arancel y el IVA.

¿Y que pasa si expedimos un EUR1 de una mercancía originaria de Japón, diciendo que es origen España?

Pues que las autoridades del país de importación aplicarán el derecho arancelario origen Unión Europea o bien, si tienen dudas del origen, solicitarán a la aduana española, a través del exportador, que aporte pruebas que así demuestre el origen.

Entonces, ¿que pasará cuando se demuestre que la mercancía es originaria Japón?

El exportador podrá ser apercibido con una multa leve o grave, o incluso muy grave si se demuestra que hubo mala fe o es reincidente.

Conclusión. Los documentos de origen son muy importantes para el importador, ya que suponen una reducción de aranceles, en muchos casos; y son expedidos por el exportador. La veracidad del origen de la mercancía recae sobre el exportador y puede ser requerido por la aduana de salida o incluso por la aduana de importación.

Alberto Rino
arino@reexporta.com