El Origen de las Mercancías




En cuatro minutos:

Una de las preocupaciones principales en el ámbito de la gestión aduanera, es sin duda el Origen de las Mercancías, tema estrella de cualquier Política Comercial que se precie.

A nivel internacional, las normas de origen están recogidas en el Convenio Internacional para la Simplificación y Armonización de los Regímenes Aduaneros, celebrado bajo los auspicios del CCA (Consejo de Cooperación Aduanero –Convenio de Bruselas de 1950-), firmado en Kyoto en mayo de 1973, regula en los anexos D1, D2 y D3, las tres cuestiones fundamentales en materia de origen, en los que se han inspirado la normativa de casi todos los países del mundo.

Estas tres cuestiones son:

a) Qué se entiende por producto originario de un determinado país.
b) Cómo se acredita, y por quién, el que un producto es originario de un determinado país.
c) Cómo, en qué condiciones y por quién se puede comprobar el origen declarado para un producto y, en su caso, acreditado documentalmente.

El anexo D1 del Convenio considera enteramente producidos en un país y, por tanto, originarios del mismo, aquellos productos:

• Poco o nada elaborados (productos minerales, del reino vegetal, animales vivos, productos de la caza y la pesca…).
• Manufacturados a partir de los anteriores y en cuyo proceso productivo no han participado materias primas ni bienes intermedios de otro país.

El mismo anexo D1 recoge que una mercancía en cuya producción hayan intervenido dos o más países, se considera originaria del país donde se haya realizado la última transformación o elaboración sustancial económicamente justificada y se de alguna de las dos siguientes circunstancias:

a) El de cambio de partida arancelaria (en el caso del Sistema Armonizado, el cambio de los cuatro primeros dígitos del código).
b) Las que suponen, respecto del valor del producto obtenido, el valor de las materias primas y/o bienes intermedios no originarios utilizados en su fabricación, un aumento superior al 40% en condiciones FOB.

Normativa Comunitaria

La normativa comunitaria en materia de origen de las mercancías, tiene como objeto el poder determinar el país de origen en las relaciones comerciales entre la Comunidad y los países terceros (extracomunitarios), sin que, en ningún caso, sea de aplicación a los intercambios intracomunitarios.

Esta normativa diferencia las operaciones de Derecho común o no preferenciales, es decir, aquellas que tiene lugar entre la Comunidad y países terceros con los que ésta no ha firmado ningún acuerdo, convenio o tratado preferencial, y a los que tampoco otorga unilateralmente ningún régimen preferencial; o existiendo acuerdo preferencial, los operadores económicos implicados, optan, por las razones que sean, por no acogerse a los beneficios derivados de la aplicación de tales regímenes preferenciales.

Y las operaciones preferenciales que se derivan de un acuerdo firmado por la Comunidad con un país o grupo de países terceros; en este caso, las normas de origen hay que buscarlas en el protocolo de origen del acuerdo de que se trate.

Por lo tanto, encontraremos normas de origen recogidas en el CA y RA, y normas de origen recogidas en los protocolos de origen de los diferentes acuerdos firmados por la Comunidad.

En ambos casos, las normas son muy parecidas entre sí, y están inspiradas en el Convenio de Kyoto

Acuerdos y Tratados, bilaterales y multilaterales preferenciales de la Unión Europea. (Política Comercial Convencional).

1. El Acuerdo General sobre Aranceles Aduanero y Comercio (GATT), actualmente Organización Mundial del Comercio (OMC).
2. Convenio ACP (África Caribe y Pacífico) Convenio LOME
3. Países y territorios de Ultramar (antiguas escolanías) Convenio LOME
4. Acuerdo con los Estados EFTA (Noruega, Islandia y Principado de Leinchestein)
5. Acuerdo con las Repúblicas Bálticas (Lituania, Letonia y Estonia)
6. Acuerdo con los países mediterráneos.

a) Acuerdos de Asociación
• Turquía
• Malta
• Chipre
b) Acuerdos de cooperación
• Israel
• Países del Magreb (Argelia, Marruecos y Túnez)
• Países del Machrek (Egipto, Jordania, Líbano y Siria).

7. Acuerdo de Cooperación con los Estados árabes del Golfo
Emiratos Árabes Unidos, Barhein, Arabia Saudita, Omán, Qatar y Kuwait.

8. Las relaciones con los países del este de Europa
Rumania, Bulgaria, Polonia, Hungría, Republica Checa y Eslovaquia.

9. Las relaciones con China y los países del sudeste asiático (ASEAN)

Todos los países aplican los métodos establecidos mediante los anexos I y II del convenio de Kyoto, pero su aplicación difiere en función del país de origen.


En próximos artículos, seguiremos tratando este aspecto tan importante y a veces determinantes en el comercio internacional.

Alberto Rino
arino@reexporta.com