Pacto entre Mercosur y la Unión Europea: una alianza en materia de comercio exterior que está por llegar




En el año 2012, dos equipos de trabajo pertenecientes a Mercosur y la Unión Europea empezaron una ronda de negociaciones para alcanzar un acuerdo en materia de comercio exterior que beneficiara a ambas partes. Hoy por hoy, y aunque la Unión Europea parece haber priorizado su pacto con Japón, las negociaciones siguen en pie y se espera poder alcanzar un acuerdo en 2018.

En la última reunión celebrada en Buenos Aires en marzo de este año, ambas partes mostraron su satisfacción al empezar a divisar la luz al final del túnel. Y es que, durante cinco días, se pusieron sobre la mesa una serie de propuestas relacionadas con el diálogo político y la cooperación, un hecho que demostró claramente que la Unión Europea cuenta con unos valores fundamentales que lo acercan irremediablemente a los países que forman parte de Mercosur.

Uno de los motivos por los cuales este acercamiento se ha reactivado en el último año ha sido la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos, y muy especialmente para los países que forman parte de Mercosur, y también de Europa, para dar un estímulo extra a los mercados frente a las políticas de proteccionismo que pretende aplicar la Administración Norteamericana según lo anunciado durante la campaña electoral de Trump. Actualmente, el 40 % de las exportaciones entre Europa y América Latina se produce a través de Mercosur, y un 25 % con México.

En cuanto a las políticas comerciales de ambas partes, y que son el principal foco de negociación, Mercosur apuesta por una serie de cambios relacionados con el apoyo que brinda la administración europea a los productores agrícolas; mientras que la Unión Europea pretende la igualdad de oportunidades en el acceso a licitaciones públicas y el uso de patentes por parte de empresas europeas en América Latina, algo que por ahora parece ser una fuente de conflicto.

Sea como sea, el interés en acercar posiciones es real, sobre todo por parte de la Unión Europea, que ya ha anunciado a través de Donald Tusk, que su principal objetivo es el avance en todas las negociaciones relativas a acuerdos de libre comercio, tanto con América Latina como con Japón.